CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

Las bicicletas vuelven por sus fueros a China
Las bicicletas compartidas se han convertido en el mejor sistema de transporte en muchos países, pero en Beijing, la capital china que algún día fue considerada el reino de estos velocípedos, existen más de 11 millones de personas que se mueven en ellas y las convierten en el medio de transporte menos contaminante y más barato en el gigante asiático. “En China actualmente el costo (por viaje) es de siete a 15 centavos de dólar americano, lo que es más barato que el camión y el metro, que ya son muy baratos”, afirma el vicepresidente de Operaciones Internacionales de Mobike, Chris Martin. “Fuera de China en los demás países tenemos diferentes precios, pero siempre seremos mucho más baratos que cualquier transporte público, ya que es un producto que no requiere personal, no hay un conductor, y puede ser compartida por miles de personas al año”, agrega. Las hay de colores azul, amarillo, blanco o anaranjado, según la empresa que proporcione el servicio. Han invadido el espacio y se amontonan en las calles, en las paradas del metro de la ciudad de Beijing, para dar cuenta de la revolución en dos ruedas que se vive en este país. Martin sostiene que la bicicleta “es inteligente y no necesita estaciones de carga, se puede estacionar donde sea que tenga permiso y puedes recoger una en donde sea”. 18 Fotos. Texto: Olga Ojeda Lajud
Las bicicletas compartidas se han convertido en el mejor sistema de transporte en muchos países.
En Beijing, la capital china que algún día fue considerada el reino de estos velocípedos, existen más de 11 millones de personas que se mueven en ellas.
Las bicicletas se convierten en el medio de transporte menos contaminante y más barato en el gigante asiático.
En China actualmente el costo (por viaje) es de siete a 15 centavos de dólar americano, lo que es más barato que el camión y el metro.
Fuera de China en los demás países hay diferentes precios, pero siempre son mucho más baratos que cualquier transporte público, ya que es un producto que no requiere personal, no hay un conductor, y puede ser compartida por miles de personas al año
Las hay de colores azul, amarillo, blanco o anaranjado, según la empresa que proporcione el servicio
Han invadido el espacio y se amontonan en las calles, en las paradas del metro de la ciudad de Beijing, para dar cuenta de la revolución en dos ruedas que se vive en este país
La bicicleta, es inteligente y no necesita estaciones de carga.
La bicicleta, se puede estacionar donde sea que tenga permiso y puedes recoger una en donde sea.
Todo el sistema funciona a través del smarthphone: encontrar una bici, quitar el seguro, la llevas a dónde quieres y ahí termina.
El sistema de bicicletas compartidas se ha convertido en un negocio global.
Se espera que para 2020 esta industria tenga un valor de cinco mil 900 millones de dólares, según un reporte de la firma de investigaciones Roland Berger.
Estos nuevos servicios de alquiler, mediante una aplicación móvil, son cada día más populares en China.
Una proyección de la agencia BigData Research, con sede en Beijing, calcula que el número de usuarios podría alcanzar los 50 millones a fines de este año.
En el mercado de bicicletas compartidas, llama la atención el crecimiento de la empresa china Mobike.
Mobike en menos de dos años, desde abril de 2016, ha colocado siete millones de bicicletas no sólo en este país, sino en 180 ciudades del mundo.
Con 200 millones de usuarios y 30 millones de viajes al día, la joven empresa comienza a ver a los países de Latinoamérica, entre ellos a México, como mercado potencial.
Aunque todavía no hay anuncios concretos, se espera que este modelo de movilidad se extienda en poco tiempo en Latinoamérica