CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

La vida de Mimy o ser negro en Libia
“La vida en Libia es imposible para nosotros, los negros. Los libios nos consideran esclavos". Mimy esperaba encontrar en este país del norte de África una vida mejor para ella y su familia. Estaba segura de que las cosas no podían ir peor que en Mali, donde siempre pasaron hambre. Estaba muy equivocada. La historia de Mimy es, por desgracia, similar a muchas otras en el duro país del exdictador Muamar el Gadafi. A los 24 años conoció a Adama, de su misma edad. El chico trabajaba como cocinero en una taberna en el centro de Bamako, pero su salario era muy bajo. Adama aspiraba a más, y tan pronto como surgió la oportunidad de mejorar su situación no la dejó ir. Un amigo suyo que había emigrado a Libia se había enterado de que en un importante hotel de Trípoli buscaban a un ayudante de cocinero. Adama se casó con Mimy y con los ahorros de toda una vida emigraron a la capital libia. Para Mimy la nueva vida fue de todo menos sencilla. El coronel Gadafi todavía estaba en el poder y los negros no eran bien vistos. La verdadera tragedia de Mimy comenzó con la nueva Libia Urra (libre en árabe). Las milicias revolucionarias se adueñaron del país. Una mañana de hace tres años Adama salió de su casa en busca de algo de comer para su familia. Nunca regresó. La embajada de Mali ayudó a Mimy y a sus hijos a repatriarse. 20 Fotos. Edición FSC. Diseño AGD.