CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

Fray mexicano “mano amiga” de inmigrantes venezolanos
Los venezolanos que llegan por miles a la terminal terrestre de la capital colombiana, abrumados con maletas, morrales y muchos de ellos con bebes recién nacidos, encuentran la mano amiga y solidaria del Fray Dominico, el mexicano Eugenio Martín Torres. Este sacerdote que ejerció su misión pastoral en Chiapas, Oaxaca, Querétaro, Ciudad México y desde hace dos años se encuentra en la arquidiócesis de Bogotá, es uno de los primeros testigos del drama que viven venezolanos que llegan a la capital colombiana, unos para quedarse y otros para seguir su ruta a Ecuador, Perú, Argentina y Chile. La arquidiócesis de Bogotá tiene una oficina de atención humanitaria desde hace más de 20 años en las instalaciones de la terminal terrestre, con el objeto de atender a la población desplazada por el conflicto armado que vivió este país y que dejó más de ocho millones de personas desterradas de sus regiones por los diferentes actores armados. Pero desde hace dos años el centro de atención humanitaria se convirtió en el lugar que buscan los venezolanos que llegan a la capital colombiana para recibir el primer café con pan, después de bajar de los autobuses, con sus morrales, maletas, niños y con sus corazones desgarrados, con una esperanza que al pasar de los días se convierte en desesperanza. Una desesperanza que se vuelve angustia y llanto, como el de una estudiante de octavo semestre de administración quien llegó a la terminal de transporte después de un recorrido de varios días desde Barinas (Venezuela), con solo un morral y una pequeña maleta. 30 Fotos / Edición FSC / Diseño AGD