CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

Los Severos, dinastía que revolucionó al imperio romano
Impulsora de la integración como romanos de todos los extranjeros residentes en las fronteras del imperio y de una participación nunca antes vista de las mujeres en las decisiones de poder, la antigua dinastía de los Severos estuvo en el centro de una muestra que se exhibió en el Coliseo. “Roma Universalis. El imperio y la dinastía llegada de África”, fue el título de la exposición que recorre la historia de la última gran estirpe imperial romana, que reinó durante 42 años, del año 193 al 235 después de Cristo. Iniciada con Septimio Severo, el primer emperador romano de origen africano, que nació en Leptis Magna, lo que es hoy Libia. Esta dinastía continuó con Caracala y Eliogabalo, y finalizó con Alejandro Severo. Fue un periodo crucial en el que se llevó a cabo, con la Constitución Antoniniana del año 212, ese grandioso proceso de romanización entendido como unificación política de todos los habitantes libres del imperio y de integración entre los diferentes pueblos del Mediterráneo y de Europa. Con esta medida fue prácticamente cancelada la distinción originaria entre vencedores y vencidos, con lo que se alcanzó una homogeneidad cultural entre pueblos que en un inicio fueron sometidos con la fuerza de las armas. El de los Severos, fue el periodo en el que el imperio romano vivió una dimensión cosmopolita: la movilidad de hombres y mercancías fue garantizada de la ausencia de fronteras. En ese periodo encontraron expresión otros idiomas, además del griego y latín, como el sirio, que era la lengua materna de Giulia Domna, esposa de Septimio Severo, nacida en Emesa, actual ciudad de Homs, en Siria. 15 Fotos / Edición FSC / Diseño AGD