Fotorreportaje
El metro, miles de historias en cada vagón

El Metro de la Ciudad de México, es desde hace 50 años, el principal transporte de la población del Valle de México. Diariamente lo utilizan en promedio 5.5 millones de usuarios, y en su red de 22o kilómetros han viajado un sinnúmero de historias de vida.



Fotografía: Quetzalli Blanco
Texto: Yaremi Escobar




Inaugurado el 4 de septiembre de 1969, este sistema actualmente cuenta con 226 kilómetros distribuidos en 12 líneas.
Los usuarios, en promedio pasan entre 2 o 3 horas en el Metro, entre tiempo de espera para abordar y transbordes entre líneas.




La estación Pantitlán al año recibe en sus instalaciones 40 millones de usuarios, por ello es el escenario ideal para retratar el sobrecupo del Metro. Los empujones, el hacinamiento, la prisa, son el común denominador durante las “horas pico”.




Se encuentra en servicio los 365 días del año, transporta a los Reyes Magos, a Santa Claus, a peregrinos de la Virgen María y San Judas Tadeo; a Mariachis, Rockeros, Punks y Darks; a oficinistas y obreros; a nacionales y extranjeros.




Adultos mayores, personas con discapacidad, menores de 5 años acompañados por un adulto y jóvenes estudiantes suman 208 millones de usuarios que anualmente cuentan con acceso de cortesía.




En 2019, las instalaciones del Metro fueron testigo del nacimiento de cinco bebés en las estaciones Indios Verdes, Chabacano, Zócalo, Pantitlán y Plaza Aragón. Personal del Metro actuó de inmediato en el traslado de los recién nacidos a centros hospitalarios.




“Salvemos Vidas” es un programa que inició en agosto del 2016 para contener los suicidios en el Metro. En 2019 logró contener 145 intentos suicidas, 56 por ciento de hombres y 44 de mujeres, con un rango de edad promedio de entre 20 y 29 años.




El acoso también viaja en el Metro, por lo que el Sistema de Transporte Colectivo (STC) incorporó 4 mil elementos policiales para erradicar la violencia de género, además de una campaña para sensibilizar sobre los vagones exclusivos para mujeres y niños.




El metro también se ha convertido en punto de encuentro de actividades lúdicas, culturales y recreativas, en las estaciones conviven la cultura, la ciencia y la tecnología. Inclusive, el Metro cuenta con su propio Centro de Transferencia Canina donde se atienden y ponen en adopción los animales encontrados al interior de las estaciones.




Quetzalli Blanco, fotógrafa de Notimex, viajó entre las estaciones del Metro capitalino para capturar rostros y escenas cotidianas que se viven en la red de transporte colectivo más importante de México.