Fotorreportaje
Michoacán tiene un huésped distinguido:
La Mariposa Monarca

De octubre a marzo, Michoacán recibe en sus bosques de oyamel y pino a la Danaus plexippus, mejor conocida como Mariposa Monarca, que recorre 4 mil kilómetros, desde Canadá a México, en busca de un clima cálido para su reproducción.



Fotografía: Javier Lira
Texto: Yaremi Escobar




Apenas tenía tres meses de nacido cuando el cuerpo de su mamá, una joven de 21 años de edad, recibió 17 heridas por arma blanca y golpes de un tabicón antes del mediodía del 6 de julio de 2017. Después fue abandonado sobre una calle de terracería de la comunidad San José El Vidrio.




Con apenas medio gramo de peso, estos insectos forman parte de las migraciones más largas y numerosas en el mundo, un recorrido de ida y vuelta que les lleva entre ocho y nueve meses (cuatro de traslados y cinco de estancia).




Su ciclo de vida es breve y atraviesa por una sorprendente metamorfosis. La primera etapa son pequeños huevos blancos; cada hembra pone alrededor de 400. Después nacen orugas de rayas blancas, negras y amarillas que se alimentan de hojas de algodoncillo.




De ahí, puede tardar hasta quince días para que la oruga rompa su piel y se endurezca en una verde crisálida, una de las transformaciones más espectaculares del mundo animal. Al cabo de dos semanas se transparenta, se rompe y emerge una mariposa adulta.




Su importancia ecológica radica en su etapa de adulto, cuando se alimenta del néctar de las plantas y se convierte en un importante polinizador. Al emprender su migración también traen consigo una diversidad genética de plantas.




En México establece sus colonias de hibernación, se agrupan en racimos y se posan en las ramas de los árboles para protegerse del frío invernal. Es considerada especie en riesgo y está sujeta a protección especial.




Notimex llegó a Angangueo, Michoacán, para documentar la belleza y fortaleza de dicho insecto que, de la mano de guías turísticos locales, encuentran zonas de descanso en la Sierra Chinhua.




Autoridades, investigadores y asociaciones protectoras de la especie reiteran constantemente el mensaje de practicar turismo responsable para garantizarle una estancia agradable a este “huésped distinguido”.




"A los hijos de los feminicidios el gobierno todavía no los visibiliza. No le dan la importancia a lo que a los niños les produce no tener a su madre", resalta el señor Jesús, quien muestra su preocupación por el futuro del pequeño Rodrigo.