Fotorreportaje
Bandera Nacional:
La patria se tiñe y se borda a mano

Al oriente de la Ciudad de México, en la alcaldía Iztapalapa, se encuentra la Fábrica de Vestuario y Equipo (FA.V.E) de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en el cual, elementos de las fuerzas armadas confeccionan equipo militar y la Bandera Nacional.



Fotografía: Karen Melo
Texto: Yaremi Escobar




Los sastres militares elaboran banderas de varios tamaños, desde 30 centímetros para escritorios hasta las que se utilizan para la decoración de oficinas de la Presidencia y otras dependencias gubernamentales, las cuales llegan a medir hasta tres metros de altura.




Todas estas banderas tienen la particularidad de llevar el Escudo Nacional bordado a mano.




Soldados mexicanos maniobran la maquinaria que tiñe, borda, pinta y decora las banderas monumentales que se encuentran en las plazas públicas del país, como la que se monta en la asta del zócalo capitalino. La bandera más grande elaborada en esta fábrica mide 55 metros de ancho por 32 de largo.




El verde y rojo de las banderas se consiguen gracias a la precisión de las y los químicos militares que trabajan en el teñido de la tela, la cual es resistente y mediante un proceso de recubrimiento, repele los efectos de la contaminación, el viento, e inclusive, la lluvia ácida.




Ya teñida, la tela pasa al taller de corte, donde de acuerdo a las medidas -para edificio o monumental- se tiende y se hacen los cortes necesarios. Una vez cortada la tela, en el taller de confección se unen las tres franjas que conformarán la Bandera Nacional.




La estética de las banderas monumentales está en manos de hasta cinco técnicos militares, quienes pintan el Escudo Nacional de 11 metros en sólo dos días.




El tiempo empleado para elaborar una bandera, que se colocará en una asta de 120 metros de altura, es de nueve días.




Mediante un estudio de calidad se determina si las banderas pueden o no seguir utilizándose y cuando se determina que éstas ya cumplieron su tiempo de vida, se realiza una ceremonia militar y se destruyen en la misma unidad donde fueron elaboradas.




La FA.V.E cuenta con estándares mundiales de operación en la industria militar que confecciona los uniformes de las fuerzas armadas y elabora dos de los símbolos patrios de México.