Fotorreportaje
MEMORIA Y CAFÉ

El café es un cultivo estratégico en México, país considerado el undécimo productor del grano en el mundo. La producción de sus cafetos representa 2.4% del total mundial.



Texto: Carmen Varela



Luego de varios años de tendencia a la baja, la producción de café vive un repunte y se espera que para la cosecha 2018-2019 la cifra alcance los 4.5 millones de sacos de 60 kilos, contra los 3 millones 385 mil 552 sacos de café verde que se reportaron en el segundo ciclo 2016-2017.




De acuerdo con la Planeación Agrícola Nacional 2017-2030, la producción de café en México involucra a unos 500 mil productores de 14 estados y 480 municipios.




El mismo documento refiere que el mayor comprador de café mexicano es Estados Unidos, con más del 50% de las exportaciones, el resto se divide entre países de la Unión Europea, Japón, Cuba y Canadá.




Es así que el café representa el 0.66% del PIB agrícola nacional y el 1.34% de la producción de bienes agroindustriales, según cifras oficiales.




Según el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, Chiapas (41%), Veracruz (24%) y Puebla (15.3%) son las tres principales entidades productoras de café en el país.
Mientras que Guerrero, Hidalgo, Nayarit y San Luis Potosí aportan el 18% restante.




El consumo pér capita del grano en México se estima entre 1.4 y 1.6 kilogramos al año.
Las nuevas políticas para impulsar el sector se plantean la meta de que en 2030 se pueda llegar a una cosecha sostenida de 15 millones de sacos.




Según las mismas proyecciones, también se espera un aumento en el consumo nacional de 0.80 a 0.94 millones de toneladas y que la producción nacional pase de 0.82 a 4.70 millones de toneladas, lo cual representa un crecimiento acumulado de 16.48 y 471.46%, respectivamente.