Fotorreportaje
La generosidad, otra fuerza vs COVID-19

Cocina Victoria nació como un proyecto familiar, poco antes de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19. Rainher y Karen Rivera, los propietarios, buscaron y encontraron la forma de mantener a flote su negocio llevando comida al personal médico, la cual se paga a través de donaciones que reciben de usuarios de redes sociales.
En un principio la idea resultaba complicada por tener un acceso limitado a los nosocomios, pero la perseverancia de Rainher le ayudó a que se le abrieran las puertas del Hospital Juárez de la Ciudad de México. Todo inició con tan sólo 20 comidas completas que constan de plato fuerte, dos guarniciones, colación y bebidas hidratantes, sin embargo, ahora son más de 60 platillos los que se entregan diariamente.
Cada plato tiene un costo promedio de 50 pesos y los donadores son los que deciden cuántas comidas se entregarán. A cada entrega se le coloca una etiqueta indicando el nombre del donante. El proceso se ha estandarizado y continúa perfeccionándose, pero ya se analiza la forma de ayudar a más cocinas y llegar al personal del Hospital 20 de Noviembre y de otros nosocomios.



Autor: Karen Melo