CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

2020-04-07   16:49:52   INTERNACIONAL
La reina ante las crisis, la pandemia y los cambios en la corona

Por Patricia San Juan

Londres (Notimex).- El cumpleaños 94 de la reina Isabel II está al llegar (21 de abril) y parece que lo celebrará en medio de un difícil panorama, no sólo para los ciudadanos del Reino Unido, sino para el resto del mundo, pues el crecimiento de la pandemia del coronavirus sigue afectando a millones de personas.

Sus víctimas no sólo son los pacientes, sino también sus familiares, los dolientes de las personas que fallecieron y los que verán su vida modificarse ante los retos económicos.

La realeza continúa siendo una de las entidades más importantes dentro de la vida británica. No hay decisión en la que los medios no esperen las reacciones de sus miembros, pero sobre todo de la reina.

No se necesita más que un paseo por las tiendas de recuerdos en Londres para comprender la relación que algunos locales y los visitantes tienen con los representantes de la corona y quienes formaron parte de ella.

Los príncipes ocupan la mayoría de las imágenes, acompañados por sus esposas, aunque las frases de “Dios salve a la reina” aún se pueden ver entre los aparadores.

Elizabeth II, su nombre como monarca del Reino Unido y la Commonwealth, se ha mantenido atenta y activa frente a las adversidades políticas, económicas y sociales que ha enfrentado su país.

Durante su reinado ha procurado mantener reuniones constantes con los mandatarios, aunque en los momentos electorales ha evitado dar opiniones o comentarios que pudieran alterar el curso de los votos.

La postura que con el paso de los años ha ofrecido es que le interesa la política, pero ha dejado que quienes se encargan de este ámbito y los ciudadanos sean los que tomen las decisiones en su país. Su presencia debe de ser neutral en cada ocasión.

Los mensajes históricos de la reina ante las catástrofes

El mensaje de este fin de semana de la representante de la corona inglesa ante la catástrofe resulta importante. No es protocolario, es histórico, pues pocas veces la monarca se ha dirigido a las audiencias nacionales e internacionales fuera de las fiestas navideñas.

Su reinado es el más largo de la historia. Fue coronada en 1953, aunque inició sus labores tras la muerte de su padre en 1952, y a pesar de ello sólo se ha dirigido a la nación de esta manera en cinco ocasiones.

La primera de ellas al estallar la Guerra del Golfo en 1991, en la que su país tuvo una importante participación. En ese momento llamó a su nación a unirse y orar por los militares en el campo de batalla, con una intención parecida a la del mensaje que dio su padre, el rey George VI, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial.

En 1997 ofreció el segundo, tras la muerte de la exesposa de su hijo mayor, Diana de Gales, conocida como la princesa Diana, después de que el mundo criticara la posición de la reina ante el deceso de una de las figuras más queridas de la corona y que reunió miles de arreglos de flores en las calles de Londres en honor a su vida.

En este mensaje aseguró que Diana era un “ser humano excepcional” y en las cámaras se podía observar una multitud tras ella, rindiendo homenaje a la princesa, madre de dos de las personas más relevantes para la corona, el príncipe William y el príncipe Harry.

Sus siguientes dos mensajes se mantuvieron en el ámbito personal, pues dio uno tras la muerte de su madre, en el año 2002, donde agradeció las muestras de apoyo a su familia, que se separaba de la matriarca, quien falleció a los 101 años.

El último fue emitido en el año 2012, tras cumplir 60 años en el trono, para celebrar su aniversario de “diamante”. Agradeció a los británicos y aseguró que venían años más brillantes para todos.

La vida moderna de la familia Windsor

Desde hace poco, como consecuencia de su edad, los rumores se han expandido sobre la abdicación de Isabel II en favor de su hijo mayor y el heredero natural al trono, Charles, padre de William y Harry, aunque esta acción aún no se ha concretado.

Además, la reina ha sido testigo de las bodas de sus nietos. William contrajo nupcias con Kate Middleton, con quien estudió la carrera en la Universidad de St. Andrew, sin que ésta tuviera relación alguna con la realeza.

Harry se casó con Meghan Markle, una actriz californiana, que ha sido el centro de la crítica a la corona, pues ella y su esposo han decidido separarse de sus derechos y obligaciones reales para seguir una vida tan privada como les permita su popularidad. Esto, después de tener un hijo.

La declaración de su nieto, y la esposa de éste, significó un importante cambio dentro de la corona. Aunque algunos representantes se apartaron de la vida pública, ningún príncipe rechazó del todo lo que la corona le ofrecía.

La reina ha visto pasar los cambios en las reglas dentro de la firme estructura real y la flexibilización de las mismas. Cuando ella era niña, los mandatos estrictos obligaron a la abdicación del rey Edward VIII por preferir seguir su vida con Wallis Simpson, una actriz estadounidense, dos veces divorciada.

Al empezar su reinado es sabido que tuvo que acallar los escándalos de su hermana y sus parejas. Y además fue conocido su descontento al ver a su hijo mayor casarse con Diana. Poco después vio a sus hijos divorciarse, pero el cambio en la corona es imposible de evitar ante el cambio de los tiempos.

El coronavirus para la casa real

El coronavirus mantiene en la Unidad de Cuidados Intensivos al primer ministro Boris Johnson. Al príncipe heredero, Charles, lo detuvo para permanecer en observación después de resultar positivo a las pruebas, mientras que otra 55 mil 940 personas han dado positivo a esta enfermedad en todo el país, además de que 6 mil 171 perdieron la vida.

En Europa diversos mandatarios han calificado la crisis del coronavirus como la más grave en la historia moderna después de la Segunda Guerra Mundial, y han llamado a unir esfuerzos para combatir a este “enemigo invisible”.

En este contexto la reina emitió su quinto mensaje histórico la noche del domingo, en el que agradeció al personal de salud por formar parte de la primera línea en contra del coronavirus. Reconoció los problemas que en este momento representa la enfermedad y que en el futuro podrá suponer.

Envió sus condolencias a las familias que han sufrido a causa de este problema e intentó levantar los ánimos de los escuchas al remarcar que esta generación ha sido tan valiente como cualquier otra al saber enfrentar la crisis.

Agradeció a quienes se quedan en casa viviendo este reto “diferente a los anteriores”, pues requiere de la unión con los países de todo el mundo para vencerlo, y aseguró que vendrán momentos mejores en los que las personas se podrán volver a abrazar y estar juntas.

La prensa mundial le dio un buen recibimiento a su mensaje de esperanza, el cual tuvo una audiencia de aproximadamente 24 millones de espectadores y ha sido comparado con los ofrecidos por diversos mandatarios.

¿Cuál será el papel de la reina y de la corona al terminar la crisis en la que está sumergido el mundo? Como todas las preguntas que nos hemos hecho de forma reciente, la respuesta de ésta quedará clara una vez que termine la curva de crecimiento de la pandemia, que apenas cuatro meses después ha dejado su voraz propagación en parte de los países asiáticos, pero continúa su avance por el resto del globo.

-Fin de nota-

NTX/I/PMS/JGM

909 15