CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

2019-11-13   13:01:13   CULTURA
La Guarida Nacional: Estado de México

Los dedos plásticos de Mahum

Por Iván Santiago Marcelo

[El pintor mexiquense se diferencia de los demás artistas plásticos porque sus lienzos no los plasma con pinceles, sino con sus propios dedos…]

Estado de México, 13 de noviembre (Notimex).— El artista plástico Humberto Morales (Tlalnepantla, 1989) —mejor conocido como Mahum— revela que fue hace unos cuatro años cuando tuvo su primer acercamiento con la pintura a través de unos óleos y acrílicos que recibió de regalo, con los cuales descubrió su pasión por el arte:
     ―Soy autodidacta. Después de mi regalo, ya no pude abandonar el óleo, ni el acrílico. Yo me dedicaba a otra profesión: era supervisor de alimentos. Sin embargo, luego de ese apreciado obsequio, tomé la decisión de alejarme de todo lo que había conocido, toda la parte de la estructura que a veces te da la familia: un trabajo seguro. Ahora me iría por otro sendero al que consideraba correcto para mí: el de las artes.
      En entrevista con Notimex, frente a sus pinturas exhibidas en Casa Milán —un espacio creado por la iniciativa Mexicráneos para que los nuevos artistas expongan su trabajo—, el joven mexiquense refiere que estudiaba la carrera de administración de empresas, la cual casi concluía pero optó por dejarla, al darse cuenta que no era lo suyo:
      ―Siempre hay decisiones que vienen muy de fondo. La mía, por ejemplo, creo que fue la correcta: no seguir más en ese camino que normalmente nos marcan todos. Yo me fui por la corazonada. Y he elegido bien mi ruta plástica…
      En estos cuatro años ha trabajado, dice, “día y noche, cubriendo las 24 horas, para poder desarrollarme como un artista”:
     ―Y aunque gran parte de mi vida estuve alejado del arte para cumplir una cuestión de seguir determinados procedimientos, reglas y horarios, durante estos cuatro años me empapé de todo lo relacionado con las artes plásticas. Me interesé por los museos, indagué sobre el trabajo de grandes maestros y me inspiré en alguno de sus trabajos para establecerme en este mundo.
      Recuerda que hace tres años lo invitaron a una exposición colectiva en el Festival de Arte y Performance, realizado en la entonces Delegación Azcapotzalco, en la Ciudad de México, y ahí empezó la real formalidad artística:
      ―Fue como una bola de nieve creciendo. Empecé entonces a acercarme a museos, a maestros, a otras pinturas. Tuve la fortuna de que uno de mis primeros coaches en la pintura fuera el maestro José María Pérez Noriega El Piru. Y ahora es Jorge Luna. Ambos, eminencias en las artes plásticas, vieron en mí una manera de expresión diferente, de modo que decidieron apoyarme.

 

 

Prescindir del pincel

Mahum se dice distinto a los demás artistas plásticos:
      ―Porque desde un inicio decidí dejar a un lado los pinceles para utilizar mis propios dedos para expresar a través del óleo y el acrílico mi sentir y mi forma de ver la vida.
      Dice que con este método “a lo mejor estoy un poco alejado de la academia plástica”:
      ―Porque yo pinto con los dedos. Si te das cuenta, hay muchos volúmenes en mis pinturas. Precisamente por esa razón. El óleo lo trabajo con los dedos. Quito la parte intermedia entre el lienzo y yo. Solamente somos el óleo y yo. No boceteo, no dibujo previamente. Simplemente voy haciendo lo que me dice la pintura: ella me está construyendo a mí…
      También pinta, subraya, “de manera visceral”:
     ―Pero con mucha intuición. No escojo la paleta antes de iniciar, sino todos los colores están disponibles, con lo que puede salir algo bueno o algo malo. Voy a ser muy franco: hay cuadros que nadie ha visto, porque no salieron adecuadamente. Pero hay obras que en el momento he sabido que podría compartirlas con los demás…
      Prescindir del pincel para pintar con sus dedos es como decir:
      ―¡Quiero ser libre! ―arguye―, ¡y hacer las cosas muy cercanas a lo que yo hago! Los colores que se me quedan en el guante los sigo ocupando posteriormente. A lo mejor un verde se convierte al final en un azul. Es la parte que la vida tiene, que se va transformando de acuerdo con nuestras experiencias. Es lo que trato de decir con cada uno de mis lienzos…
      Sus más de 100 pinturas las ha exhibido de manera colectiva en los estados de Oaxaca, Veracruz, Guanajuato, Morelos y la Ciudad de México, además por supuesto de su región natal.
      En el Museo de las Culturas Populares presentó la exposición individual Los seres de Mahum, y este año exhibió en el Paseo de la Reforma, también en la Ciudad de México ―con el apoyo de Mexicráneos―, un cráneo monumental intervenido, como todos sus trabajos, con los dedos:
     ―Soy una persona que hace algo con calidad humana y con amor, que lo hace sin esperar una retribución, sino sencillamente porque le gusta hacerlo…
      Mahum también tiene presencia en Estados Unidos y en Chile.

 

                                                     

                                          Mahum

NTX/ISM/VRP

830 4