CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

2020-01-21   10:17:57   MÉXICO
Presidente López Obrador apoya a NL, afirma secretario de Gobierno

(Segunda parte)

Por Alejandro Salas

México, 21 Ene (Notimex).- Para retomar el control de los penales del estado y, por ende, incidir en el mejoramiento de la seguridad pública, hace falta voluntad política, señaló el secretario general del Gobierno de Nuevo León, Manuel González Flores, quien aseguró que en este caso se sumaron los oficios del presidente Andrés Manuel López Obrador y del gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

El funcionario estatal dijo que al erigirse en 2015 como el primer gobierno estatal independiente del país, Nuevo León no fue apoyado por el entonces presidente priista Enrique Peña Nieto y a nivel estatal el Ejecutivo descartó pedir el apoyo para sus planes a la mayoría panista en el Legislativo.

Refirió que cuando Rodríguez Calderón inició su administración, encontró un estado con fuertes problemas de inseguridad y de violencia y con un control absoluto de la delincuencia de todos los penales.

Para enfrentar parte de la problemática, dijo, el mandatario estatal diseñó el plan de Seguridad Nuevo León, que implicaba la compleja y riesgosa labor de trasladar a diversas penitenciarias a 13 mil 800 personas privadas de su libertad, así como construir 700 celdas en los dos penales de Apodaca.

Los reos, pertenecientes a diversos grupos de la delincuencia organizada, peleaban sistemáticamente por el control de los reclusorios con saldos más altos de víctimas mortales a nivel nacional.

En los planes se contemplaba, como se hizo, cerrar el infuncional penal del Topo Chico y acondicionar otros ambulatorios también en el reclusorio de Cadereyta, todo con una inversión de unos dos mil millones de pesos, de los cuales la actual administración federal apoyó con la mitad.

“Si hubiéremos seguido como estábamos con la administración pasada federal no hubiéremos logrado... esto se logró, es decir, el presidente López Obrador, las instrucciones que dio al secretario de Seguridad, y por supuesto, al comisionado de los centros penitenciaros del país, …hemos tenido el apoyo del presidente”, dijo González.

Ahora, con un penal clausurado y tres con obras de acondicionamiento, Nuevo León creció el espacio para los reos de siete mil a 11 mil 700.

Luego de aplicar un sistema de inteligencia penitenciaria, una vez que contaron con la infraestructura necesaria en los penales locales y el aval de jueces, los miles de reos fueron reubicados y confinados estratégicamente en penales locales e incluso a uno fuera del estado, ubicado en Ramos Arizpe, Coahuila.

De los 13 mil 800 prisioneros, solo 30 se ampararon contras sus traslados, pero sus actos reclamados no surtieron efecto.

Las reuniones de seguridad

El secretario general de Gobierno, Manuel González, coincide con quienes señalan que aproximadamente 65 por ciento de la incidencia delictiva de una entidad tiene su origen en sus penales, por lo que destaca la importancia de tenerlos bajo control.

En esto, dijo, es también importante el respeto de los derechos humanos de las personas privadas de su libertad, así como cumplir con los programas de reinserción social.

En Nuevo León el Ejecutivo, representado por el secretario de Gobierno, encabeza todos los días la reunión de seguridad con funcionarios del área del gabinete estatal, de la milicia, así como representantes de los cuerpos policiacos locales y federales.

González aseguró que los esfuerzos de la mesa de Seguridad deben de estar dirigidos en 80 por ciento a la prevención y 20 por ciento a la operación y la persecución.

“El esfuerzo, la prevención, debe de sembrarse; no se va a solucionar de un día para otro, pero si lo siembras, la próxima generación lo va a disfrutar.

“La mayoría de los gobernantes no (hacen) eso, porque eso no produce votos, los gobiernos le sacan la vuelta y patean el bote porque eso no te da lucidez, pero cuando tienes un gobernador como este, y un presiente como… que no les importa si va a haber lucimiento, van al fondo del problema, se dan las soluciones".

El funcionario estatal dijo que en este tenor el proyecto de seguridad quedará totalmente enraizado en el estado y su sociedad, mediante la inteligencia judicial y penitencaria, la prevención, la operación y la coordinación en los tres niveles de gobierno con el apoyo de la Fiscalía local.

Topo Chico, mejor que Lecumberri

El penal del Topo Chico, que albergó a unos 135 mil prisioneros a lo largo de 76 años en el área norponiente de la ciudad de Monterrey, se encuentra clausurado desde el último día de septiembre pasado, y ahora planean derrumbarlo y construir ahí el Parque Libertad.

“Se va a demoler todo, se va a construir como edificio amplio y único en el parque de casi nueve hectáreas que se va a construir ahí, La casa de la memoria de Nuevo León, que es el Archivo General del Estado.

“Pero en un edificio nuevo que tendrá las comodidades y espacios para la atención de la Ciudadanía, Todavía mucho mejor que Lecumberri, nosotros contratamos a los mejores para la construcción de esto, va a estar mejor que Lecumberri. Contratamos a los mejores para la construcción, concretamente a Ramón Aguilera, que es un experto en esto”, comentó Manuel González Flores.

El archivo muerto, a donde van a dar todos los documentos que van a estar en este sitio digitalizados, paradójicamente va a ser en donde el gobierno anterior hubiese gastado ocho mil millones de pesos para construir otro penal de Mina, que finalmente no se hizo.

En la galera central de la cárcel de Mina descansarán los documentos civiles, teológicos, humanos, personales, comerciales, el archivo general de notarías, de la propiedad y de la Iglesia, entre otros.

El secretario de Gobierno de Nuevo León descartó que entre el gobernador Jaime Rodríguez Calderón y el presidente Andrés Manuel López Obrador existan diferencias, pues dijo que más allá del debate de ideas que tuvieron en la campaña presidencial o puntos de vista diversos, existe respeto, entendimiento y solidaridad.

-Fin de nota-

NTX/ASG/MTG

970 2