CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

Foto Audio

Galileo Galilei, creador del primer telescopio astronómico / #PersonajeDeLaSemana



2018-01-07   12:04:54  
Fue Galileo Galilei padre de la ciencia moderna

(Semblanza)

México, 7 Ene (Notimex).- Figura fundamental para confirmar la teoría heliocéntrica del sistema planetario, cuyos conocimientos sentaron las bases del método científico, el filósofo, astrónomo y matemático italiano Galileo Galilei nació en Pisa, el 15 de febrero de 1564.

De acuerdo con información del sitio electrónico de la Enciclopedia Británica, a él se deben contribuciones primordiales sobre el movimiento, la astronomía y la resistencia de los materiales para la difusión del método científico, lo mismo que en el estudio del movimiento.

Lo último, a través de la formulación de la inercia, la ley de la caída de los cuerpos y las trayectorias parabólicas. Su trabajo permitió que el método experimental fuera aceptado para confirmar los descubrimientos sobre la naturaleza.

Sin embargo, conforme a la fuente, sus más trascendentales descubrimientos fueron con el telescopio, pues “revolucionaron la astronomía y allanaron el camino para la aceptación del sistema heliocéntrico copernicano”, defensa del tema que le significó un juicio de la Inquisición.

Según el sitio “biografiasyvidas.com”, Galileo fue el primogénito del florentino Vincenzo Galilei, músico que se dedicó al comercio para sobrevivir. Su familia se trasladó en 1574 a Florencia y posteriormente ingresó como estudiante de medicina en la Universidad de Pisa.

Desarrolló el gusto por las matemáticas, lo que le hizo abandonar la carrera, y en 1589 consiguió una plaza de maestro en el Estudio de Pisa, donde escribió un texto sobre el movimiento, que mantuvo inédito y en el que cuestionaba los conocimientos heredados por Aristóteles sobre la caída libre de los cuerpos y el desplazamiento de los proyectiles.

A diferencia del pensador griego y de Santo Tomás de Aquino, autoridades en ese tiempo, Galileo basaba sus conocimientos de la observación de hechos, cuyas certezas sometía a la experimentación en condiciones controladas y medibles, lo cual debía ser confirmado a través de las matemáticas. Fue esto, indica el sitio, lo que le valió el título de “padre de la ciencia moderna”

Posteriormente, en 1592, se hizo cargo de la cátedra de matemáticas en Padua e inició una etapa fructífera de sus estudios, realizando múltiples investigaciones y descubrimientos. Siete años después se unió a la veneciana Marina Gamba, con quien tuvo dos hijas y un hijo, pero se separó en 1610.

Un año antes, en un viaje a Venecia, conoció el anteojo, instrumento que mejoró para elaborar un rudimentario telescopio con el que inició sus observaciones de la Luna; descubrió cuatro satélites de Júpiter y vigiló las fases de Venus, lo que sólo era explicable bajo la lente de la hipótesis del astrónomo polaco Nicolás Copérnico.

Publicó estos descubrimientos en el texto “El mensaje sideral”, que le valió fama en Europa y obtener una cátedra honoraria en Pisa. En 1611, en Roma, fue ingresado a la Academia dei Lincei y fue patrocinado para publicar su estudio sobre las manchas solares.

Sin embargo, el apego a la teoría copernicana en sus textos le valió una denuncia ante el Santo Oficio (Inquisición) y en 1616 fue advertido de no hablar en público de dichas tesis. El ascenso del papa Urbano VIII en 1623 le animó a publicar “El ensayador”, que fue bien recibido por el sumo pontífice.

Para 1632 publicó “Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo”, que en el fondo era una crítica al sistema aristotélico y una defensa de Copérnico, lo que le volvió a enfrentar con el Santo Oficio, que lo condenó a prisión perpetua, que posteriormente se le permitió cumplir en su villa de Arcetri.

En el lugar sufrió la muerte de su hija Virginia, de ceguera y una salud cada vez más afectada. No obstante, consiguió acabar el texto “Discursos y demostraciones matemáticas en torno a dos nuevas ciencias”, en el que demostró las leyes de la caída de los cuerpos y del movimiento de los proyectiles. Murió el 8 de enero de 1642 en Arcetri, cerca de Florencia.

NTX/RML/MCV