CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

Foto Audio

Oscar-Claude Monet: padre del impresionismo / #PersonajedelaSemana



2018-10-28   12:05:38  
Claude Monet, el pintor que reinventó la forma de ver los jardines

México, 28 Oct (Notimex).- A 178 años de su nacimiento, el pintor francés Claude Monet, uno de los artistas más destacados de los siglos XIX y XX, es recordado por encabezar el movimiento del arte impresionista con sus obras de gran intensidad expresiva a pesar de su inestabilidad económica y sus etapas de depresión y problemas de visión.

Conocido por las series de obras en las que pintaba un mismo elemento repetidamente en las que captaba las diferencias de luz y atmosféricas según la hora o el día del año, Monet nació el 14 de noviembre de 1840, fue el segundo hijo de Claude Adolphe Monet y su esposa Louise Justine Aubrée.

De familia de comerciantes, Oscar-Claude Monet, como fue bautizado, tuvo su primer contacto con el mundo artístico en la escuela secundaria, donde recibió clases de dibujo de Jacques-François Ochard, en las que hacía caricaturas de sus profesores y otros estudiantes.

Sus trabajos se exhibían en el escaparate de un negocio de marcos para cuadros de la ciudad El Havre, lugar donde vivía la media hermana de su padre, Marie-Jeanne Lecadre. Su trabajo lo convirtió en el caricaturista de la ciudad a los 15 años y después dibujaba por encargo.

Después de la muerte de su madre el 28 de enero de 1857, su tía quien era pintora aficionada y mantenía contacto con el pintor Armand Gautier, le brindó apoyo para convencer a su padre para continuar con sus aspiraciones artísticas.

Para desarrollar su pasión por el arte en 1859 estudia pintura en la Academia Suiza de París, con el apoyo de su padre, pero sus estudios se interrumpieron cuando viajó a Argelia al servicio militar en 1861.

Un año después regresó a París, tras contraer pleuresía, conoce al pintor suizo Charles Gleyre y trabaja junto a Alfred Sisley, Auguste Renoir y Frédéric Bazille, con quienes se dedica a pintar al aire libre en el bosque de Fontainebleau y además cultiva una gran amistad.

Continuó sus estudios en el atelier (taller) de Gleyre hasta que cerró en julio de 1864 por enfermedad del maestro; en ese verano Monet y Bazille viajaron a la costa del Canal de la Mancha en Normandía, seguidos más tarde por Eugéne Boudin y el holandés Johan Barthold Jongkind para pintar.

Aunque en 1864 conoce a Camille Doncieux con quien se casa seis años después y procrea a su hijo Jean, vive un periodo de problemas económicos pues tiene desacuerdos con su familia, que lo amenaza de retirarle el apoyo económico, por lo que por primera vez tiene que pedir dinero prestado.

En ese año se exhibió un bodegón de flores de Monet en una exposición de la ciudad de Ruan, al mismo tiempo recibió un encargo de Louis-Joseph-François Gaudibert para pintar dos retratos, posteriormente el hijo de Gaudibert le pidió otros retratos que le ayudaron económicamente.

Para evitar su reclutamiento a la guerra Franco-prusiana, Monet viaja a Londres, donde tiene contacto con la obra de los pintores ingleses John Constable, y de Joseph Mallord William y conoce al comerciante y galerista Paul Durand-Ruel, quien posteriormente contribuye a la exposición y difusión de su obra.

El 17 de julio de 1871 muere el padre y recibe una pequeña herencia, que, junto con la dote de Camille, le permite hacer un viaje a los Países Bajos, rentar una casa con jardín en Argenteuil y gozar por primera vez de un bienestar burgués.

En 1872 Durand-Ruel vende varias pinturas de Monet, quien acondiciona una barca y pinta los diferentes efectos de la luz sobre el color en el río Sena.

Con el propósito de alejarse del Salón de París, en 1873 se fundó y encabezó la Sociedad Anónima Cooperativa de Artistas, pintores, escultores, grabadores, que en 1874 presentó a Camille Pissarro, Eugène Boudin, Théophile Gautier, Paul Cézanne, Alfred Sisley y Pierre-Auguste Renoir, entre otros.

Desde entonces fueron conocidos de una manera despectiva como “impresionistas” por el crítico Louis Leroy, pero llegan a organizar siete exposiciones.

El primer lienzo que surgió de este movimiento artístico fue “Impresión, sol naciente”, que, posteriormente dio su nombre al arte impresionista.

Esa pintura se presentó al público en la primera exposición impresionista en 1874, año que marcó el apogeo del impresionismo y colocó a Monet como uno de los creadores del movimiento.

Nuevamente, con problemas económicos, regresa a Francia, nace su segundo hijo en París, en 1878 y ese mismo año van a vivir en Vétheuil con los Hoschedé, un magnate al que conoció en 1876 y con cuya esposa comienza una relación; Camille se enferma y muere en 1879.

En medio de una situación monetaria difícil Monet pinta los deshielos en el Sena (1880-81) y al buscar inspiración en la naturaleza, sus obras muestras su relación con el paisaje y la influencia del color y la luz en distintas atmósferas.

En 1886 Paul Durand-Ruel abrió las puertas del mercado americano a Monet al establecer un vínculo con la American Art Association, lo que contribuyó al reconocimiento del arte impresionista en Francia en la década de 1890.

Monet pintó en Gran Bretaña, donde conoció a Gustave Geffroy, quien después se convertiría en su biógrafo; de enero hasta abril de 1888 pintó en la Costa Azul y en el verano viajó nuevamente a Londres.

En 1892 Monet y Alice se casaron, tras la muerte de Ernest Hoschedé; en 1897 construyó en Giverny un segundo atelier (taller) y fueron expuestos 20 cuadros suyos en la Bienal de Venecia.

Entre 1896 y 1897 se dedicó a sus jardines de Giverny, la fuente de inspiración con la que después creó las famosas obras como la serie de “Los “Nenúfares”, que posteriormente regaló al Estado y se instalaron en un espacio anexo al Museo del Louvre en 1927. Actualmente es la “Capilla Sixtina del Impresionismo”.

En 1908 se evidenciaron los primeros indicios de la enfermedad de los ojos de Monet; entre septiembre y diciembre de ese año estuvo junto con su esposa en Venecia, donde no solamente pintó, sino que también estudió en las iglesias y museos de la ciudad las obras de los artistas Tiziano Vecellio y Paolo Veronese.

Inmerso en un estado emocional de profunda tristeza por la muerte de Alice el 19 de mayo de 1911, Claude Monet gozaba de fama y su éxito comercial, aunque su visión empeoró y se le diagnosticaron cataratas en ambos ojos.

Luego de dos operaciones en 1923 recuperó la vista y comenzó a pintar nuevamente sus grandes pinturas de nenúfares, pero padecía depresión, incluso destruyó varias de sus pinturas ya que no quería que obras sin terminar, bocetos y borradores entraran al mercado de arte.

El 5 de diciembre de 1926 Monet murió en Giverny; su casa fue donada por su hijo Michel, su único heredero, a la Academia Francesa de Bellas Artes en 1966.

A través de la Fundación Claude Monet, la casa y los jardines fueron abiertos al público en 1980 luego de una restauración y es actualmente un sitio turístico para quienes visitan Giverny.

Claude Monet sentó las bases de la pintura moderna, a través de su pincel su pincel no buscaba comunicar una historia ni dar una instrucción moral al espectador, sino que ponía en el lienzo impresiones en función de las sensaciones experimentadas por el ojo. Las pinceladas puntillistas que plasmó en sus cuadros con propiedad de maestro son el origen del arte pictórico moderno.

 

NTX/VGV/IAM