CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

ESPECTÁCULOS
La salida de obreros de la fábrica Lumiére
2018-12-23   12:55:18   ESPECTÁCULOS

* Son 46 segundos que cambiaron la historia del entretenimiento mundial

México, 23 Dic (Notimex).- Un café en la oscuridad, 33 personas expectantes y una caja con luz proyectada a través de una cinta abrieron los ojos y la imaginación del mundo el 28 de diciembre de 1895, cuando por vez primera se pudo observar en público “La salida de obreros de la fábrica Lumiére, en Lyon” y otras nueve filmaciones.

Organizado por Clément Maurice Gratioulet y Antoine Lumiére, padre de los inventores, el Grand Café abrió su Salón Indio para la presentación de este asombroso aparato que lo mismo filmaba imágenes en movimiento, que las proyectaba.

Era una caja de madera con un objetivo y una película de 35 milímetros perforada con las fotografías instantáneas que componían una secuencia, las cuales hacían rodar con una manivela y proyectaban en una pantalla.

Con esa función pública y pagada inició el Séptimo Arte, a la que curiosamente no asistieron sus creadores, los hermanos Louis Jean y Auguste Marie Louis Nicolas Lumiére, demasiado cansados o nerviosos de ver las reacciones del público que había pagado un franco por ver su invento: el cinematógrafo.

En esa misma función difundieron “La pesca de los peces de colores”, que mostraba a un bebé con las manos dentro de una pecera; “La acrobacias” de un hombre al intentar sin éxito subir a un caballo, y “El desembarco del Congreso de Fotografía en Lyon” que permitía ver a los participantes en esa conferencia al bajar de un barco.

La cuarta filmación fue “Los herreros”, que enseñaba a dos empleados de una herrería mientras trabajaban; le siguió “El regador regado”, que proyectaba la imagen de un jardinero mientras rociaba las plantas, cuando de repente un niño pisa la manguera.

El hombre intenta averiguar por qué se interrumpe el flujo de agua, que de repente sale con fuerza y lo empapa después de que el chico levantara el pie; enseguida el trabajador persigue y atrapa al chico, le jala la oreja y le da varias nalgadas. Esta es una de las filmaciones de los Lumiére más queridas y es considerada la primera película cómica.

También fueron proyectadas “La comida”, que mostraba a Auguste y su esposa dando de comer a su bebé; “El salto a la manta”, con un hombre tratado de dar una marometa sobre una cobija extendida por cuatro personas, así como las actividades cotidianas en “La Plaza Cordeliers, en Lyon”.

La escena de varias personas mientras nadaban en “El mar” fue la última filmación de esa noche, cuando se inauguró el cine como un espectáculo público y pagado de estilo teatral, con personas sentadas en butacas y, al frente, una pantalla en el lugar que ocuparía el escenario.

Antes, Louis había creado la marca “Etiqueta Azul Lumiére”, que eran placas fotográficas secas sobre una base de gelatina y bromuro de plata, cuya comercialización hizo rica a la familia y le permitió continuar sus investigaciones.

El 13 de febrero de 1895 ambos registraron en Lyon, Francia, el cinematógrafo y la placa fotográfica en colores.

Louis y Auguste mostraron en privado su sorprendente aparato a otros investigadores y científicos; la primera vez fue el 22 de marzo de ese año, cuando en una conferencia sobre fotografía proyectaron “La salida de obreros de la fábrica Lumiére, en Lyon”, cinta de 46 segundos que dirigió Louis (el primer director de cine en la historia) y de la cual hicieron tres versiones.

Se sabe que el 1 de noviembre también de 1895 los hermanos Max y Emile Skladanowsky, alemanes de origen polaco, proyectaron en el teatro Wintergarten Varieté, en Berlín, nueve filmes que duraban de menos de 60 segundos cada uno y que realizaron con el “Bioskop”, proyector que ellos crearon.

Pero es a partir de ese 28 de diciembre, en el número 14 del Boulevard des Capucines, en París, cuando las “imágenes en movimiento” asombran al mundo con su primera exhibición comercial y a partir de entonces muchedumbres se agolpan para ver este nuevo arte.

El interés por su creación se expandió por todo el planeta cuando Louis Jean, nacido el 5 de octubre de 1864 y fallecido el 6 de junio de 1948, y su hermano Auguste deciden contratar a otras personas para viajar a otras naciones y mostrar su invento.

Encargan al ingeniero Jules Carpentier fabricar gran número de cámaras, capacitan a jóvenes en su uso y los nombran agentes de la empresa, encargados tanto de rodar escenas en los países que visitaran, como de proyectarlas.

El 6 de agosto de 1896 Bernard y Gabriell Vayre, emisarios de los hermanos Lumiére, llevaron a cabo la primera exhibición privada del cine en México, una proyección en el Castillo de Chapultepec realizada ante el entonces presidente Porfirio Díaz, su familia y amigos.

El día 14 del mismo mes se hizo la primera proyección pública de cine mudo en el país, organizada en el entresuelo de la Droguería Plateros que se ubicaba en Plateros 9 (hoy la calle peatonal Francisco I. Madero), en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Entre 1895 y 1905 Louis y Auguste filmaron mil 422 películas de aproximadamente un minuto de duración; en 1897 abrieron un teatro en la capital gala para proyectar sus cintas y luego crearon la fotografía en relieve y el cine estereoscópico.

Louis, enfocado a la química y la física, ya había creado la fotografía instantánea que registró en 1881 y divulgó en el Boletín de la Sociedad Francesa de Fotografía.

En 1903 también patentó la fotografía en color, a la que llamó “autocromo” y comenzó a vender cuatro años después. Fue el único procedimiento en color hasta 1935.

Auguste, nacido el 19 de octubre de 1862 y fallecido el 10 de abril de 1954, estaba más interesado en la medicina y la biología, por lo cual creó gasas para tratar las quemaduras de los soldados y aparatos ortopédicos aplicados durante la Primera Guerra Mundial.

Su éxito comercial les permitió a ambos convertirse en filántropos y destinaron grandes cantidades de dinero a obras sociales. El Grand Café ya no existe, ahora en el Boulevard des Capucines hay tiendas de moda pero en su lugar fue colocada una lápida de mármol, en tanto que su cámara fotográfica está expuesta en el Museo de Cine de París, junto a la del cineasta George Meliés.

NTX/EPT/LMC

735 47



VIDEOS
+
Los hermanos Lumiere padres del cine
AUDIOS
+

Los Hermanos Lumiere Padres del Cine / #PersonajeDeLaSemana

DESCARGAR