CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

CONTRATA EL SERVICIO
+52 (55) 5420-1119
+52 (55) 5420-1154
+52 (55) 5420-1188
atencioncliente@notimex.com.mx
ventasnacionales@notimex.com.mx
informacionclientes@notimex.com.mx

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Periodismo del siglo XXI. Tu opinión nos interesa.

NTX E-BOOK

Descarga nuestro libro digital: Las Agencias de
Noticias en la Era Digital. Tu opinión nos interesa.

CULTURA
Ocoyoacac no está abandonada, recibe visitas por solicitud
2019-04-10   14:57:50   CULTURA

* La zona arqueológica, pese a su cercanía con la carretera México-Toluca, cuenta con trabajos de mantenimiento y operatividad

Por Juan Carlos Castellanos C.

Ocoyoacac, Méx., 10 Abr (Notimex).- La zona arqueológica de Ocoyoacac está protegida en su polígono y previa solicitud, recibe visitas.

El servicio a los paseantes es a través de un custodio que se traslada al sitio para ofrecer la visita guiada, aseguró el arqueólogo Antonio Huitrón Santoyo, director del centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el Estado de México.

Si un grupo de estudiantes, investigadores, estudiosos o gente interesada en el tema desea conocer esta zona arqueológica, basta con solicitarla gratuitamente al área de Operación de Zonas Arqueológicas del INAH, a cargo del arqueólogo Francisco Osorio, quien atiende la solicitud y programa la visita al sitio.

El instituto tiene en esta entidad una infraestructura que reconoce 19 zonas arqueológicas en condiciones de visita pública, con monumentos y áreas o conjuntos que han sido investigados y restaurados para poder ser visitados y disfrutados. También se incluyen centros de visitantes, museos, señalización, rutas y otras instalaciones, dijo.

En el caso de la zona arqueológica de este municipio, a pesar de su ubicación (kilómetro 46 de la carretera México-Toluca), prácticamente sobre la autopista frente a un desarrollo de comercios de alimentos, y la construcción en proceso de un segundo nivel de una pista en esa franja, “ha sido sometida a un proceso de recuperación y puesta en valor”, anotó.

De acuerdo con Huitrón Santoyo, el INAH tiene en esa zona arqueológica “todas las condiciones para darle mantenimiento y operatividad, de tal suerte que no parezca que está abandonada, porque no lo está”. Sucede que está en un entorno que ha sido intervenido con infraestructura vial, pero tiene todos los elementos para ser visitada.

Las escuelas tienen un calendario que indica cuándo visitar zonas arqueológicas, pero la mayoría de las autoridades de esos centros educativos prefieren llevar a los alumnos a Teotihuacán, Malinalco o Teotenango, porque representan el viaje y la experiencia que los educandos deben tener; “Ocoyoacac tiene otra vocación”, reconoció.

Antonio Huitrón señaló que se trata de un sitio chiquito, pero que refleja fielmente toda la disposición del INAH para rescatar, conservar, estudiar y poner al servicio de la sociedad los vestigios arqueológicos, no obstante que en diferentes momentos se ha construido una autopista, la cual ha tenido ampliaciones, lo que ha limitado la labor de los investigadores.

“Ocoyoacac es testigo de la importancia que tiene esta institución que este año celebra 80 años de vida dedicada al rescate del patrimonio cultural. “Ahí está asignado un custodio que si bien no está permanentemente, sí acude periódicamente, lo mismo que un jardinero que corta el pasto, la hierba y las plantas que crecen sobre las ruinas prehispánicas”, anotó.

La zona arqueológica cuyo nombre significa “Donde comienzan los ocotes” corresponde a un asentamiento del Horizonte Clásico que va de los años 250 a 450 de nuestra era, en el altiplano central. Aquí se puede observar que el conjunto arquitectónico está formado por áreas de cuartos muy sencillos levantados con muros de piedra pegada con lodo.

Al parecer, en este sitio se asentó una pequeña comunidad de agricultores, emigrantes de Teotihuacán tal vez, y fue uno de los puntos de paso entre las rutas de intercambio y tributo que había entre la Cuenca de México y el Valle de Toluca. Las evidencias indican que después del colapso del Estado Teotihuacano el sitio fue abandonado de manera súbita.

“Ocoyoacac tiene una importancia en dos sentidos: Por un lado se trata de un sitio arqueológico que muestra presencia humana, con un desarrollo arquitectónico. Por otro, hoy presenta una evidencia de la importancia que tiene la operación y puesta en valor de los vestigios del pasado; es un sitio pequeño en territorio, pero grande en información”.

Localizado entre la Ciudad de México y Toluca, Ocoyoacac se encuentra entre los 125 municipios que integran el Estado de México, dentro del Valle de Toluca. Colinda con los municipios de Huixquilucan y Lerma, Capulhuac, Santiago Tianguistenco, San Mateo y Xalatlaco. En Ocoyoacac se ubica el parque nacional y centro recreativo La Marquesa.

-Fin de nota-

NTX/JCC/ACJ

359 15



FOTOGRAFÍA
+
Zona arqueológica de Ocoyoacac recibe visitas por solicitud
Ocoyoacac no está abandonada, recibe visitas por solicitud
Ocoyoacac no está abandonada, recibe visitas por solicitud
Zona arqueológica de Ocoyoacac recibe visitas por solicitud
Zona arqueológica de Ocoyoacac recibe visitas por solicitud