Fotorreportaje

El reciclaje vs covid 19

La Asociación de Recicladores Unidos de Bolsas Plásticas aporta a la disminución de propagación del COVID-19 fabricando bolsas plásticas para trasladar los cuerpos fallecidos por el virus.


Autor: Ernesto Alvarez





Sergio Álvarez, coordinador de esta asociación, explicó que “no se puede quedar el plástico sin reciclar porque se vuelve contaminación. Hay mucha gente que depende de este empleo y ahora aportan para combatir este virus”; agregó que tienen un pedido de 20 mil bolsas para el sector salud, “tener estos insumos, para que en cuanto alguien pierda la vida por COVID-19, puedan depositar el cuerpo y evitar que se propague”. Al momento de publicar esta nota se registran 486 muertes en México por esta pandemia.







El proceso de reciclaje comienza con los trabajadores que de la calle traen los restos plásticos para meterlos en la máquina peletizadora de plástico, que funde el plástico y lo convierte en delgados hilos que se enfrían con agua.







Los hilos son cortados en pequeñas hojuelas que serán fundidas de nuevo hasta convertirse en un enorme globo ardiente que será cortado y sellado. Para después trasladarlo a distintas maquilas en Toluca donde le colocan los cierres.